La Tortuga Multicolor

Puffy era tan presumida y coqueta que tardaba horas en decidirse por uno de los muchos vestidos que tenía en su armario.

Al final, siempre llegaba tarde a las fiestas que le invitaban.

Un día tuvo una idea.

Recortó trozos de tela de su ropa favorita. Después los cosió formando una capa que se adaptaba perfectamente a su caparazón.

Desde ese día nunca más llegó tarde, y todas sus amigas empezaron a llamarle  la tortuga multicolor.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Share This